Espacio para eventos: Observatori Fabra


Spazius visita el Observatori Fabra acompañados de Marc Granero, coordinador de eventos de Sternalia Productions SL

Viernes, 6 de Abril de 2018

Observatori Fabra - Cúpula
Cúpula del Observatori Fabra con terraza 360º

La montaña del Tibidabo en la Sierra de Collserola, visible desde prácticamente toda Barcelona, es uno de los lugares más icónicos de la ciudad. Cerca de su cima, con unas vistas privilegiadas, encontramos el Observatorio Fabra, una construcción centenaria dedicada al estudio de los cielos en la que podremos celebrar nuestros eventos más inolvidables. Marc Granero, coordinador de eventos de Sternalia Productions SL, nos muestra las instalaciones y muy amablemente nos explica toda la historia del observatorio.

Observatori Fabra - Noche
Iluminación nocturna del observatorio

El proyecto inicial del Observatori Fabra nace el año 1885 impulsado por la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona (RACAB) y diseñado por Josep Domenech i Estapà y Eduard Fontserè i Riba. El observatorio debía alzarse en la cima de la montaña del Tibidabo de Barcelona, pero la falta de recursos combinada con los planes de construir el templo del Sagrat Cor del Tibidabo en la misma localización hicieron imposible su construcción. Unos años más tarde, una donación del primer marqués de Alella, Camil Fabra i Fontanills, hizo posible que la obra se llevara a cabo en su ubicación actual. Finalmente, el Observatori Fabra (inicialmente llamado Observatori del Tibidabo) fue inaugurado el 7 de abril de 1904 con la presencia del Rey Alfonso XIII. Con el paso del tiempo las instalaciones del observatorio fueron quedando obsoletas, y a partir de los años 40 la actividad científica de primer nivel se fue reduciendo debido a la falta de presupuesto y a la aparición de instalaciones más modernas y alejadas de núcleos urbanos.

Observatori Fabra - Acceso
Se accede al edificio por unas escaleras escoltadas por dos columnas de piedra

Lo primero que llama la atención al llegar al Observatori es la gran cúpula plateada que corona el edificio y que alberga el telescopio refractor Mailhat de 38 cm de diámetro y 6 metros de distancia focal, construido en el año 1904 y aún operativo. Es el mismo telescopio que usó Josep Comas i Solà, primer director del Observatori, para hacer importantes observaciones y descubrimientos.

Al acercarnos a la entrada principal del edificio vamos descubriendo la terraza, de forma semicircular y entarimada de madera, que nos deleita con unas vistas magníficas de Barcelona. Nos cuenta Marc que en los días más claros se puede llegar a ver Mallorca.

Dentro del edificio nos topamos con la sala modernista, donde se suelen realizar coloquios y presentaciones y que también está disponible para la realización de eventos privados. La sala conserva los muebles de época originales y varias ilustraciones de entidades relacionadas con el Observatori Fabra.

Observatori Fabra - Telescopio
Telescopio refractor Mailhat de 38 cm de diámetro

Hoy en día, el Observatori Fabra dispone de un programa de vistas con diferentes propuestas:

Observatori Fabra - Cúpula de noche
Cúpula del Observatori Fabra durante una tormenta eléctrica

Durante los meses de verano Sternalia Productions organiza sus famosas Cenas con Estrellas ofreciendo elaboradas propuestas gastronómicas en la terraza del observatorio que terminan con una visita guiada y observación a través del telescopio.

Observatori Fabra - Panorámica
Terraza disponible para eventos

De cara a la realización de eventos, Sternalia Productions pone a disposición de sus clientes la espectacular terraza del observatorio, con capacidad para hasta 250 personas, y también la sala modernista, con una capacidad máxima de 60 personas. La terraza está equipada con sistemas de audio, focos y proyección, mientras que en la sala modernista encontramos todos los sistemas de audio necesarios para una conferencia de primer nivel.

Observatori Fabra - Sala Modernista
Sala modernista dispuesta en formato banquete

En resumen, un pedazo de historia de Barcelona disponible al público en el que podemos celebrar un evento espectacular e inolvidable. ¡Muchas gracias Marc por la visita!




Spazius