Espacio para eventos: The GlassRoom


Spazius visita The GlassRoom acompañados por Adriana Llorens Noguera, impulsora del proyecto

Lunes, 2 de Abril de 2018

The GlassRoom - Fachada
Vista exterior del balcón orientado a Paseo de Gracia

El Paseo de Gracia es una de las localizaciones más exclusivas de Barcelona; a lo largo de él se suceden algunos de los monumentos más reconocidos de la ciudad, los hoteles más exclusivos y las tiendas de mayor lujo. The GlassRoom, un espacio para eventos situado en el número 32 del famoso paseo, captura su esencia. Adriana Llorens, impulsora del proyecto, nos muestra el local y nos cuenta su historia.

The GlassRoom - Sala Principal
El espacio principal disfruta de luz natural todo el día

Adriana nos cuenta que después de estudiar Dirección Hotelera y de desarrollar sus conocimientos como chef, se aventuró en el mundo de los eventos con un servicio de catering llamado Roving Cook. Con el paso del tiempo, sintió la necesidad de evolucionar profesionalmente y fue en ese momento que tuvo la fortuna de conocer un espacio en un emplazamiento único que en un futuro se convertiría en The GlassRoom.

El espacio, que antiguamente era la sede de una empresa, necesitaba un cambio de aspecto para lucir su máximo atractivo. El principal objetivo de la reforma fue la recuperación y rehabilitación del mayor número de elementos originales, entre los que destacan pavimentos hidráulicos, carpinterías de madera y molduras de yeso. Aunque la obra consiguió que el espacio volviera a brillar en todo su esplendor, se sigue invirtiendo en mejorarlo: “Cada vez que tenemos la oportunidad de mejorar el local, no dudamos en invertir esfuerzo para que nunca deje de sorprender” nos comenta Adriana.

The GlassRoom - Sala Anexa
En la sala anexa se pueden ver los suelos hidráulicos originales

The GlassRoom - Balcón
Vistas al Paseo de Gracia desde el balcón

The GlassRoom, con una capacidad para 110 personas en cóctel y 60 personas sentadas, dispone de varios ambientes: el espacio principal, el recibidor, la cocina y el balcón. Todo el local sigue el mismo estilo moderno de tonos claros combinados con madera y está decorado con exclusivas piezas de diseño.

El espacio principal, con tres ventanales orientados al Paseo de Gracia, es totalmente diáfano y la entrada de luz natural es continua y abundante a lo largo del día. Adicionalmente el espacio dispone de una sala anexa de 17 m2 con el pavimento hidráulico original.

El local además dispone de tres ambientes adicionales que complementan el espacio principal. El recibidor da la bienvenida al local a los invitados y típicamente cumple las funciones de guardarropa. La cocina, totalmente reformada y equipada con todo lo necesario, se utiliza de backoffice para el catering. Por último, el balcón, orientado al Paseo de Gracia y con capacidad para 15 personas, permite a los asistentes al evento disfrutar de unas maravillosas vistas de la ciudad.

The GlassRoom - Hall
The GlassRoom también dispone de un espacio recibidor donde atender a los invitados

Un punto que destaca Adriana es el trato personalizado que ofrece The GlassRoom a sus clientes: “Nunca realizamos más de un evento simultáneamente para asegurar que nuestra implicación es absoluta en cada evento” nos apunta Adriana. Si los clientes no disponen de conocimientos o de tiempo para organizar el evento, The GlassRoom se ofrece para ayudarlos en el proceso. Suelen trabajar con clientes empresa y por ello los talleres, networkings, reuniones y presentaciones de producto, entre otros, son los eventos más habituales. Aún así, el equipo no se cierra las puertas a propuestas de clientes particulares y en el espacio también se han celebrado eventos tipo brunch o baby showers. The GlassRoom dispone de todos los equipos técnicos necesarios y está en contacto con un gran numero de proveedores externos de alta calidad que les apoyan en lo necesario.

The GlassRoom - Sofá
Todo el mobiliario es de diseño y está incluido en el alquiler del espacio

Como anécdota divertida, en uno de los eventos celebrados, mientras una banda de jazz animaba la fiesta, Adriana decidió bajar a la calle para comprobar que el volumen de la banda no molestaba a los vecinos. En ese momento se topó con un hombre de nacionalidad japonesa (un pintor que en sus ratos libres se dedicaba a cantar) que se ofreció a cantar una canción para los invitados. Adriana (y los clientes) accedieron y 10 minutos más tarde estaban aplaudiendo fervientemente al artista japonés.

En resumen, The GlassRoom es un espacio con estilo en una localización privilegiada que nos asegurará el éxito de nuestros eventos más exclusivos.

Muchas gracias Adriana y enhorabuena a todo el equipo por el resultado.




Spazius